JS Cookie Alert



Diabetes

Visto: 763

¿Sabe que por cada diabético conocido hay otro que lo desconoce?

 Hambre y sed intensa, incremento en el cansancio, necesidad de micción más frecuente, pérdida de peso sin causa aparente, infecciones frecuentes. Todos ellos son indicios de una posible glucosa elevada en sangre o diabetes.

La glucosa es necesaria para todas las células del cuerpo. Para entrar en las células y ser utilizada como energía necesita la insulina, una hormona secretada por el páncreas.

Las personas con diabetes o no fabrican suficiente insulina o la insulina que producen no es efectiva.

 

Existen dos tipos de diabetes:

  • Diabetes tipo 1 o del joven. Suele aparecer antes de los 30 años y de forma brusca. Se produce por una falta de secreción de insulina.
  • Diabetes tipo 2 o del adulto. Suele aparecer después de los 30 años de forma lenta y asintomática. Está muy relacionada con la obesidad. Aparece una resistencia a la insulina.

 

La detección precoz de la diabetes puede evitar o retrasar las posibles complicaciones:

  • Es la primera causa de ceguera.
  • Produce alteraciones vasculares principalmente en pies y piernas.
  • Es un importante factor de riesgo cardiovascular para infarto de miocardio y enfermedades cerebro-vasculares.
  • Insuficiencia renal, alteraciones del sistema nervioso, infecciones, impotencia, envejecimiento precoz...

La glucosa puede determinarse en ayunas y 2 horas después de cualquier comida. Los valores obtenidos fuera del ayuno tienen incluso un mayor significado diagnóstico.

Si Vd. tiene:

  • Más de 45 años
  • Obesidad
  • Antecedentes de diabetes gestacional o niños con más de 4 kilos de peso al nacer
  • Hipertensión
  • Alteraciones de Colesterol o Triglicéridos.

 

  Valores normales Consejo farmacéutico Atención médica
Glucosa (en ayunas) (mg/100ml) < 110 110 - 120 > 120
Glucosa (> = 2 horas) (mg/100ml) < 140 140 - 160 > 160